El diferencial es el encargado de trasladar la rotación producida por el motor hacia las ruedas encargadas de la tracción del vehículo. En pocas palabras, es el que ayuda a tus llantas a girar a diferentes velocidades de acuerdo con las curvas que dibujes durante tu manejo. Si vas hacia la derecha, la rueda de ese lado tiene un trayecto más corto que la izquierda y viceversa.

Es por esta razón que es importante que sepas las posibles fallas que puede tener un diferencial y cómo reconocerlas.


Los ruidos de engranaje o de cojinete
Esto puede deberse al deterioro del aceite de engranaje, a la falta de aceite o un tipo de producto incorrecto, a un engranaje defectuoso, soltura en pernos de fijación o al deterioro del engranaje del eje.

Cuando se trata del cojinete también puede deberse a su deterioro, tanto del que se encuentra en el eje medio o del puente trasero, lo que provoca que se escuche ruido al momento de dar vuelta.


Fuga de aceite
Es posible que esté obstruido el tapón de ventilación o que se haya deteriorado el retenedor de aceite, para lo cual es recomendable acudir con un profesional.